firma jauja

En la vida hay gente valiente y Lary León es una de ellas. Esta periodista natural de Guadalajara nació con una infinidad de capacidades y aptitudes que rebosan buena energía. Ella cree que su misión en esta vida es ayudar a los demás y, después de hablar con ella, doy fe de que su luz es especial, única y pura.

Actualmente trabaja en la Fundación Atresmedia, ha creado el canal de dibujos animados para niños hospitalizados Canal Fan3 y ha escrito Lary, el tesón de una sirena.

Sí, ella es una sirena. Y su sonrisa el océano entero.

31

 

  • Lary, ¿con qué tipo de discapacidad física naciste y cómo te han explicado tus padres sus sensaciones al verte por primera vez?

Cuando nací mis padres pensaban que iba a ser un futbolista porque dentro de la tripa de mi madre daba unas patadas importantes. Pero al nacer descubrieron que había nacido una sirena, ¡con su cola y sus aletas! Nací así, sin los dos brazos y sin una pierna, dispuesta a compartir mi sonrisa y cumplir uno de los objetivos por el que creo que he venido a este mundo: ayudar a los demás.

  • ¿Tuviste una infancia dura o desde un primer momento aprendiste a ser fuerte y a saltar los obstáculos que se te ponían por delante?

He tenido una infancia muy feliz. A pesar de haber estado mucho tiempo hospitalizada, el recuerdo que tengo es de alegría, de juego… El secreto está en que en mi casa se llevó siempre con normalidad y naturalidad. Fui al mismo colegio que mis hermanas y allí los profesores también me trataban como una más. Al final, uno mismo marca la actitud de su entorno y es responsable de muchas de las cosas que le pasan.

  • Supongo que muchas personas te preguntarán cómo es tu día a día y cómo llevas a cabo las tareas domésticas. ¿Cómo te lo haces Lary?

Tuve el regalo de que mis padres me dejaran aprender por mi misma en el día a día y eso me hizo más independiente. Actualmente en casa es normal que haya cosas que me cuesten más hacer, pero siempre intento buscar el truco para poder hacerlas. Vivo con mi pareja desde hace más de 20 años y la verdad es que me defiendo bastante bien.

  • En la pierna llevas una prótesis, pero en los brazos he leído que te suponían más un estorbo que una utilidad…

De pequeña llevaba prótesis también en los brazos pero realmente eran muy pesadas y me hacían bastantes rozaduras. Afortunadamente, las prótesis han avanzado, pero en aquel momento no encajaban con mi manera de hacer las cosas. Tengo la suerte de defenderme con mis muñones y logré convencer a mis padres y a los médicos para pasar un tiempo sin los brazos ortopédicos. ¿Quién sabe si en algún momento volveré a utilizarlas? Por ahora me defiendo y soy feliz sintiendo con mis muñones el tacto de la gente que quiero y de todo aquello que hago.

  • De pequeña creías que en otra vida habías sido una sirena. Ahora, de mayor, crees en el destino. ¿Naciste para ayudar a los demás?

Claro que creo en el destino. Estoy convencida de que todos venimos a este mundo con una misión y que todo pasa por algo, TODO. Creo en la espiral de la vida y, sin duda, uno de mis objetivos es ayudar a los demás. Soy feliz si siento feliz a la gente que tengo a mi alrededor.

  • ¿Qué consejo les darías a las personas que están en tu misma situación?

La actitud juega un papel fundamental. La actitud, además, es contagiosa y podemos ayudar a los que nos rodean. Como rezan en la contra portada de mi primer libro: “el universo nos suministra capacidades infinitas, somos nosotros los que decidimos sacar provecho de ellas”.

  • Dime un sueño por cumplir

Descansar mis últimos años frente al mar sabiendo que he tenido una vida plena.

  • ¿Un sueño cumplido?

Disfrutar de cada día y aprender de cada detalle, de cada persona, de cada sonrisa, de cada mirada…

  • ¿Qué es para ti la felicidad?

Contagiarla a los demás.

Anuncios