firma jauja

Éste ha sido un fin de semana de provecho. Después de una decena de días trabajando sin descanso, he querido exprimir cada segundo de mis cuatro de fiesta. Uno de ellos fue el sábado. Decidí ayudar a mi primo a recoger aceitunas de dos olivos que tienen mis tíos en su casa de campo. El objetivo de la quedada estaba claro, sí, pero no sin antes desayunar.

Así que decidí prepararle un saludable desayuno para empezar llenos de energía la mañana de trabajo. Unas tortas de trigo sarraceno con cogollos, tomate y huevo duro fueron el primer plato. Un bol de pudding de chía con kiwi, granada y nueces, el rico postre.

Quedó encantando e, incluso, no se lo pudo acabar todo. Nunca había probado este tipo de platos y estoy segura que nunca más los olvidará.

Tortas de trigo sarraceno

Las tortas de trigo sarraceno son la base de casi cada desayuno mío y de mi pareja. Son fáciles de hacer, sabrosas, saciantes y libres de gluten.

Se trata de poner la noche anterior cuatro cucharadas (aproximadamente) por persona de trigo sarraceno en un bol y se cubren con la bebida vegetal que desees y se dejan en la nevera. Ya por la mañana se tritura con la batidora y, normalmente, es necesario añadir un poco más de bebida vegetal hasta que quede una mezcla parecida a la de los crepes. Seguidamente ponemos a calentar una sartén (yo no le pongo nada de aceite) y cuando esté bien caliente (importante que esté caliente porque si no se pega) se añade un chorro de la mezcla. Vuelta y vuelta y listo.

Una vez ya en el plato es cuando le añado un chorro de aceite de oliva virgen extra en crudo. El relleno depende de cada gusto ya que, como no le añado ni sal ni azúcar, la torta puede servir tanto para abrigar unos buenos vegetales, como una mermelada casera. Probadla, de verdad, ¡no tiene desperdicio!

img_20161015_101057

Pudding de semillas de chía

Esta receta es de lo más sencilla y nos puede servir tanto para completar un desayuno como para merendar. Dejaremos dos cucharadas de semillas de chía en remojo ocho horas con la bebida vegetal que queramos. Una vez pasadas las horas veremos que se ha creado una especie de gelatina entre las semillas que hará que sean mucho más apetecibles.

En este punto podemos endulzarlas, por ejemplo, con cacao puro sin azúcares añadidos. Otra de las opciones es batir con la bebida vegetal frutas como el plátano y rallar un poco de canela en rama y después mezclar con las semillas durante ocho horas. Así tendrá más sabor y, sin duda, será más nutritivo.

Una vez tenemos nuestro pudding, lo servimos en un bol y encima se pueden añadir las frutas y frutos secos que desees. En este caso fueron kiwi, granada y nueces.

IMG_20161015_100948.jpg

Aquí tenéis un ejemplo de desayuno saludable fácil de hacer y lleno de nutritivos alimentos. Para beber podéis acompañar los platos, por ejemplo, con una buena infusión o té. ¡Espero que lo probéis y que os guste tanto como a mi!

¡Ah! que ya se me olvidaba… La mañana de recogida de aceitunas se alargó hasta la tarde… pero, sin duda, valió la pena.

img_20161015_105413

img_20161015_105535

img_20161015_192306

Anuncios