firma jauja

Seguro que en los últimos tiempos habéis escuchado aquello de alcalinizar nuestro cuerpo. Evitar los ambientes ácidos en el organismo. Para ello se recurre a alimentos que tienen este efecto sobre nuestra salud. Pero, ¿Sabemos qué es un ambiente alcalino o ácido?

Primero debemos conocer que cuando se habla en estos términos, estamos hablando de la sangre, concretamente, de su pH.

  • ¿Qué es el Ph de la sangre?

El pH es un valor utilizado con el objetivo de medir la alcalinidad o acidez de una determinada sustancia, indicando el porcentaje de hidrógeno que encontramos en ella, midiendo la cantidad de iones ácidos. Se conoce que la escala del pH varía del 0 al 14, de forma que habitualmente se considera 7 como un valor de pH neutro, cuando baja de esta cantidad se trata de un pH ácido y cuando aumenta se considera un pH alcalino.

medida alcalina

  • ¿Qué pH solemos tener y cuál es el ideal?

El pH de nuestra sangre debe ser ligeramente alcalino, lo que si significa que el pH óptimo de la sangre humana debería oscilar entre 7,35 y 7,45. No obstante, hay muchas personas que tienden a tener un pH ácido, hecho que se debe corregir para poder disfrutar de una buena salud.

  • El cáncer y los ambientes ácidos

Las células cancerígenas sobreviven con un pH de 7,4 pero cuando se hace una alimentación alcalina y se alcanza un pH de 8,4 estas células mueren. Por contra, si tenemos un pH por debajo de 7,4 o menos, es decir ácido, es allí donde las células cancerígenas toman partido y aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad. Así pues, llevar un tipo de alimentación que alcalinice nuestro pH es una de las maneras que tenemos a nuestra disposición para esquivar, en la medida de lo posible, el temido cáncer.

 

  • Trucos para alcalinizar nuestro organismo día a día

Además de seguir una dieta más rica en alimentos alcalinos (ver tabla superior), también podemos aplicar algunos trucos en nuestro día a día que nos ayudan a alcalinzar nuestro organismo. Uno de los más conocidos es el de tomar un vaso de agua con el zumo de medio limón cada mañana sólo levantarse y antes de desayunar. Los zumos verdes, (vigilad con la fruta, es mejor añadir en abundancia verduras de hoja verde), son otra posibilidad que nos aportan, además, energía de buena mañana. Finalmente, destaco el agua Monchique, se trata de un agua alcalina con un pH 9.5, perfecta para tomarla de forma habitual.

agua

Como en la mayoría de ocasiones, no es nada difícil cambiar algunos de los hábitos que arrastramos desde pequeños y que está demostrado que no nos benefician. Poco a poco, si aplicas modificaciones en tu dieta y en tu estilo de vida, notarás el cambio a positivo. ¡Ánimo, cambiar sólo depende de tí!

 

 

Anuncios