firma jauja

El mundo de la gastronomía es tan amplio y variado que cualquier opción sería buena para iniciar esta suculenta sección. Pero hace pocos días y casi por casualidad encontré una receta que si con tan sólo leerla ya tenía buena pinta, ni os cuento lo rica que estaba cuando la probé.

Sin más preámbulos, os presento una forma de hacer una deliciosa tarta de calabaza con harina de espelta sin lácteos, ni aceite, ni mantequillas.

Ingredientes

  • 300 gramos de calabaza hervida (nosotras una vez cocida la pasamos por la trituradora pero también, se si prefiere, se puede añadir a trozos

  • 50 gramos de nueces

  • 4 huevos

  • 150 gramos de harina de espelta

  • 100 gramos de azúcar moreno

  • 16 gramos de levadura

Preparación

El método de elaboración es muy sencillo. En un bol se baten los cuatro huevos, se añade la harina, el azúcar, la levadura y las nueces. Una vez se ha mezclado bien y sin que queden grumos, se añade o bien el puré o la calabaza a trozos directamente. Con la mezcla hecha, se unta bien un molde para horno y se vierte el contenido. En este punto mi tía espolvoreó un pellizco de azúcar por encima para que, una vez horneada, quedara dorada y crujiente.

Con el molde ya relleno se introduce en el horno durante aproximadamente hora a 160ºC. En este punto hay que destacar que la temperatura y el tiempo de cocción varia según el horno, por esto, es necesario estar atentos para apreciar en qué punto se encuentra nuestra tarta y que no se queme pero que tampoco quede cruda.

Tal vez os pueda parecer extraño que no lleve ni leche, ni aceite, ni yogur, pero cuando la probéis os daréis cuenta de que está deliciosa y que, además, es muy sana. Una vez se desmolde y se enfríe estará lista para comer. ¡A disfrutar!

A modo de curiosidad sobre la receta

Beneficios de la calabaza

Con el otoño llegan ricos productos como la calabaza. Este fruto tiene un alto contenido de agua y, por lo tanto, es bajo en calorías. También se caracteriza por su fibra natural que ejerce de diurético y ayuda a combatir el estreñimiento. Otro de los beneficios que más destaca de la calabaza son sus propiedades antioxidantes gracias a su contenido en betacarotenos, vitamina C y lipoceno.

Truco para pelar la calabaza

Si alguna vez habéis probado de pelar una calabaza os habréis dado cuenta de lo dura que llega a ser su corteza. Pese a la paciencia que requiere esta técnica, siempre será mejor que recurráis a una calabaza natural y no a las que ya están peladas y envasadas. Existe un truco que os animará a hacer más recetas con calabaza y que hará que pelarla ya no se convierta en un dolor de cabeza. Poner agua a hervir e introducir la calabaza entera durante unos cinco minutos (depende de su tamaño). La sacáis y con cuidado de no quemaros la peláis con un cuchillo y listo. ¡Os sorprenderéis de lo fácil que es!

¿Por qué harina de espelta y no de trigo?

La espelta es un cereal altamente energético ya que sus nutrientes principales son los carbohidratos aunque aporta menos calorías que la harina clásica de trigo, pero destaca sobre todo por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico con aminoácidos como la lisina, escasa en otros cereales. Siendo también una estupenda fuente de minerales y vitaminas sobre todo del grupo B. En este punto quisiera destacar que no se trata de rechazar por completo alimentos que se han utilizado desde hace años en nuestra cocina tradicional como podría ser la harina de trigo. Ahora bien, simplemente os intento mostrar que hay más alternativas que no son tan populares y que son igual o más saludables que las que ya conocemos. No tengáis miedo a probar productos diferentes. ¡En la variedad está el gusto!

Dicho esto os dejo manos en la masa.

Un abrazo!

Anuncios