Buscar

¡Esto es jauja!

Respetar los ritmos vitales

image

Vivimos en una sociedad empeñada en establecer normas y etiquetas que sirvan para todos. Lo vemos en los colegios, donde los niños están sometidos a una misma evaluación que no entiende de matices cuando cada uno atesora unas competencias diferentes y un ritmo de aprendizaje hecho a su medida. Pero no es el único ámbito en el que tendemos a generalizar sin reparar en la diversidad de cada individuo.

Otro ejemplo es la dosis indicada en el folleto de cada medicamento, ya que la gran mayoría solo distingue entre adulto y niño. Y digo yo que no será lo mismo un cuerpo adulto de 1.50 metros y 45 kg que uno de un jugador de la NBA. Pero ¡qué más da!, dictamos un patrón y nos quedamos tan anchos como si el problema lo tuviera la persona que no entra dentro de esos cánones.

Teniendo en cuenta esta tendencia, resulta obvio (aunque no por ello menos criticable) que hagamos exactamente lo mismo con las etapas vitales. Según la sociedad, a los 20 es el momento de estudiar, cuando te acercas a los 30 debes tener un trabajo fijo y a partir de la tercera década ya va siendo hora de casarse y reproducirse.

Pues yo digo que no. Que a los 30 es igual de productivo estudiar que a los 20, incluso tiene sus ventajas porque estás más preparado para elegir la profesión que te acompañará el resto de tu vida. Y tampoco pasa nada por no tener pareja ni a los 40 ni a los 50 ni nunca. Cada persona es libre y sus decisiones no son menos acertadas que las de la gran mayoría. Simplemente son diferentes, de la misma manera que lo es cada ser humano que habita en la Tierra. ¿Tan difícil es de comprender?

Dejemos de hacer sentir mal a los solteros y a las solteras con el “se te está pasando el arroz” o a las parejas diciéndoles “¿y vosotros para cuando un bebé?”. Y como estos, tantos otros ejemplos de frases que presionan a los demás para que hagan lo que socialmente está aceptado como correcto. Cuando, bajo mi punto de vista, lo único correcto en esta vida debería ser el respeto a cada persona y a su ritmo vital. Así de simple.

Anuncios

No te pierdas esto en Oporto…

BEGO

Pasear por sus callejuelas te transportará en el tiempo. La ropa tendida en los balcones y ventanas, el bullicio en sus calles y la amabilidad de su gentes no te dejarán indiferente. Es una ciudad que combina modernidad y decadencia. Oporto es una buena opción para practicar turismo gastronómico, cultural y sobre todo barato. Si te decides a pasar un fin de semana en esta ciudad portuguesa, te recomiendo sobre todo que no te pierdas esto:

Torre de los clérigos. Si, antes que nada, quieres hacerte una idea global de la ciudad no puedes perderte el subir a esta torre de 70 metros de altura. Tras un pequeño esfuerzo subiendo los escalones, tendrás las mejores vistas de Oporto. La torre es visible desde casi todos los puntos de la ciudad.

Librería Lello. Corre el rumor de que algunas escenas de la saga de Harry Potter se IMG_6848rodaron en ella. Sin embargo, otros aseguran que, en realidad, la creadora de Harry Potter sólo se inspiró en ella. Lo que sí está claro es que librería es una de las atracciones más visitadas de la ciudad y una de las más bellas del mundo. Entrar cuesta 4 euros, aunques si compras un libro después te lo descuentan de la entrada. El incoveniente: depende del día te puedes encontrar una larga e insufrible cola.

Catedral. Oporto está llena de iglesias. Pero la Catedral es de los templos más bonitos de la ciudad. Además, al estar situado en una parte elevada, desde allí puedes disfrutar de unas fantásticas vistas.

Bodegas. Pero si por alguna razón Oporto es conocida es por su vino. A orillas de Gaia, justo a la otro lado del río Duero, se ubican las diferentes bodegas. Realizar una cata y visitarlas es una de las actividades más demandadas por los turistas. Sandeman, con más de 200 años de historia, es la más conocida. Déjate seducir por la dulzura y la alta graduación de estos famosos caldos.

Puente Luiz I. Construído por el discipulo de Eiffel, este puente de hierro es el símbolo de Oporto. Cruzar el Duero a través de él es casi indispensable en este viaje. Se puede hacer por la parte inferior o por la superior.

IMG_7021

Si quieres ir de compras, dirígete a la calle Santa Caterina. Peatonal y muy animada, esta calle te hará pasear por tiendas y cafés. Sin embargo, merece la pena detenerse en la conocido café Majestic, el más popular de Oporto y abierto en 1921. Este es otro de los lugares donde quizás te toque hacer cola. Pero su decoración interior con mármoles, espejos y maderas te seducirá para que entres. Si aún quieres comprar más, puedes visitar el centro comercial que tiene su última planta decorada como las casas de colores a la orilla del Duero.IMG_6834

Si ves pasar un antiguo tranvía… súbete. Todavía quedan activas 4 líneas. De aspecto retro, es un indispensable p el turista. El precio del viaje son unos 3 euros. Sentirás que todos te miran a su paso por las calles de la ciudad.

Muralla Fernandina. Pasear por la parte de murallas que todavía quedan en pie es una auténtica delicia y de lo más recomendable que se puede hacer en la ciudad.

Comida. Es hora de comer. La francesinha es el plato estrella en Oporto. Se trata de un sandwich con carne, queso, un huevo frito y una salsa en ocasiones picante. Una bomba si no te gusta la comida cargada. Para los que deseen algo más suave, el bacalao es una buena opción (con nata y patata, frito o a la plancha) y las sopas típicas de Oporto o la tripa.

Llegó la noche. Recuerda que en Portugal todavía se puede fumar dentro de los bares y discotecas. Para tomar unas copas es muy recomendable el espacio al aire libre ubicado justo en el parque contiguo a la torre de los clérigos. En verano, en la bodega Sandeman también puedes tomar un cocktel a orillas del Duero y con música en su zona chill out.  Pero si prefieres algo más marchoso, puedes visitar algunos de los bares de copas y discotecas de la ciudad. Alguno de ellos difícil de encontrar y escondidos. Passos Manuel es uno de ellos.   En la misma calle que da nombre al local, lo encontrarás escondido bajo el Teatro ColliIMG_6827sseum. Un lugar donde bailarás al ritmo de la música electrónica.  En los laterales acolchados a la barra encontrarás reservados ocultos donde poder relajarte con tus amigos.

Si prefieres una música más alternativa y unas buenas vistas, puedes subir al Maus Habittos. Este espacio se ubica en lo que fue un antiguo burdel, prácticamente enfrente de Passos Manuel. Pero ojo, tampoco lo verás desde la calle. Accede al parking  Art Decó, y sube las escaleras hasta la última planta, allí hallarás un lugar que combina exposiciones culturales, gastronomía y buena música, a veces en directo.

Crucero por el Duero. Viaja hasta la desembocadura del río Duero y pasa por los seis puentes que cruzan en río a su paso por Oporto. Aunque el precio del trayecto es un poco caro (15 euros por persona), te dará otra perspectiva de Oporto y llegarás hasta la fusión del río con las aguas del Atlántico. En Gaia, puedes encontrar el crucero por 13 euros.

IMG_6862

Plaza de la Liberdade. Centro neurálgico de la ciudad. Allí encontrarás la avenida de los Aliados, uno de los McDonald’s más bonitos del mundo que conserva una fachada modernista y varios restaurantes donde cenar.

Estación de tren San Bento. Construída sobre un antiguo convento, esta estación contiene un hall decorado con 20.000 azulejos que representan la historia de Portugal.

Museo do carro eletrico (Museo del tramvía). Este museo conserva uniformes, fotografías antiguas, máquinas restauradas y réplicas de algunas piezas. La entrada cuesta 8 euros.

¡Atrévete! Y déjate seducir por Oporto

El camino hacia tu salud

firma jauja

Cada vez hay más personas que deciden dar el paso y empezar a cuidar su alimentación. Para ellos siempre tengo un consejo: no estresarse.

Siempre he dicho que todo el mundo sabe qué es beneficioso o perjudicial para la salud. No hay demasiados secretos. De hecho, nuestros abuelos tenían la receta perfecta para gastar una salud de hierro: un huerto propio, corral y cereales a granel. Pero es cierto que ahora la vida ha cambiado mucho y gracias a la globalización conocemos alimentos saludables que van más allá de nuestra dieta mediterránea.

Un ejemplo es la llegada de productos como las semillas de chía, la quinoa, el mijo o la maca. No son alimentos de nuestra cultura pero está suficientemente demostrado que suponen un plus para nuestro organismo, así que no queda otra que darles la bienvenida y dejarles un bonito hueco en la despensa.

Ahora bien, vayamos por partes. Considero que no es bueno bombardearse a información ya que, con esto, no consigues nada más que un estrés que la mayoría de veces no se sabe gestionar. ¿Consecuencia? Se sigue un camino que está lejos de lo que se establece hoy en día como alimentación saludable.

Así que hoy os traigo una serie de consejos para hacer más liviano vuestro proceso y conseguir que un cambio de hábitos sea una experiencia maravillosa y no una pesadilla.

1.- Céntrate en añadir alimentos beneficiosos y no en eliminar los menos recomendables. Si realmente estás dispuesto a darle un giro de 180º a tu plato de comida, no te agobies pensando en cuántas cosas tienes que eliminar. Mejor concentra tu energía en todas las buenas que tienes por añadir y al final serás tu mismo quien decidirá por inercia qué debe formar parte de tu plato o no.

2.- Dale tiempo a tu paladar. Como he dicho anteriormente, muchos de los ‘nuevos’ alimentos que hoy en día tenemos a nuestro alcance han llegado de forma reciente a nuestro mercado, por lo que no estamos acostumbrados a su sabor. No descartes opciones antes de tiempo, prueba más recetas y mantente abierto a conocer nuevas texturas y sabores que, sin duda, conquistarán a tu paladar.

3.- Escucha tu propio cuerpo. A menudo nos encontramos mal y no sabemos bien por qué. Además de aprender a comer saludable, también deberíamos aprender a escuchar a nuestro cuerpo. Cuando inicies el cambio escucha a tu estómago e intestinos, ellos te darán señales que te permitirán saber qué alimentos te sientan bien y cuáles no.

4.- DISFRUTA. No me cabe duda de que si sigues estos pasos y no te estresas, tu vida dará un vuelco que te hará disfrutar al máximo de tu nuevo bienestar. Te sentirás lleno de energía, te encantará probar alimentos nuevos y disfrutarás con cada nueva cucharada de vida.

Recuerda: no estrés, abre tu mente y déjate llevar. ¡A por el cambio!

Ordena tu casa para ordenar tu mente

image

El hogar podría definirse como un cachito de universo propio donde refugiarse y ser uno mismo. Como parte de nosotros, aunque sea a nivel material, transmite mucho sobre nuestro estilo de vida. No me refiero a cúan grande sea o a su valor económico, ya que son variables que nos vienen impostadas de antemano. Más bien se trata de la energía que desprende una casa y, sobre todo, si se puede apreciar un cierto orden en ella.

Tal vez no sea casualidad que la mayoría de adolescentes tengan su habitación patas arriba, con la ropa desperdigada por encima de la cama y los restos de la cena como parte de la decoración. El aspecto de su espacio denota el paso por una etapa llena de cambios, inseguridades y un descontrol hormonal importante. Por lo tanto, se podría establecer una relación entre su estado emocional y el orden de su habitación.

Con el paso de los años, muchos adultos siguen dejando entrever su situación personal a través de su hogar. Evidentemente no es un análisis fiable al 100%, como todo lo que tiene que ver con la mente humana, pero puede servirnos de referente en la mayoría de casos. Pero no os explico todo esto para que os limitéis a utilizar de manera pasiva este método, ni mucho menos. Os animo a invertir la teoría para mejorar vuestra salud emocional.

De la misma manera que os expliqué en un post anterior que nos equivocamos al esperar a estar felices para sonreír cuando el simple hecho de hacerlo de manera forzada hace que nuestro cuerpo libere endorfinas que mejoran automáticamente nuestro estado de ánimo. Bien, pues en este caso sucede exactamente lo mismo, ya que a veces un cambio externo nos da el empuje necesario para interiorizarlo. En esta ocasión, el lema sería: ordena tu casa para ordenar tu mente.

Y si queremos ir todavía más allá, podemos poner en práctica las propuestas del conocido Feng Shui con el objetivo de equilibrar y canalizar las energías del universo. En este sentido, es muy interesante el apunte sobre la acumulación de trastos viejos e inútiles en casa que acaban por cargar de negatividad todo nuestro espacio. Así que poneos manos a la obra hasta lograr que en casa se respire la misma armonía que deseáis tener en vuestra vida.

El Molino: copas, risas y cabaret

BEGO

Picante e irreverente, lleno de humor y de buenas coreografías y actuaciones, así es El Molino de Barcelona. Aunque algunos puedan creer que acudir a un cabaret es sólo cosa de hombres, en El Molino mujeres y varones disfrutan por igual. Se trata de pasar un rato diferente, de reírse mucho, y, por supuesto, de disfrutar de una actuación muy sensual.

En 1908 el Molino se llamó Petit Palais. Este lugar se diseñó para importar los espectáculos de cabaret de París. En 1910 se derribó la construcción y se construyó el actual Molino, al que llamaron Petit Moulin Rouge, en recuerdo al de París, y que finalmente se denominaría primero Moulin Rouge y después Molino. El local se convirtió en un gran icono del Paral·lel de Barcelona, y más aún cuando en 1926 le colocaron las míticas aspas giratorias de la fachada.

Numerosos artistas han pasado durante todos los años de su existencia por El Molino y numerosas fueron las muestras de cariño y apoyo que mostró la ciudadanía de Barcelona cuando cerró sus puertas en 1997. Consciente del valor histórico y sentimental que El Molino tiene para los barceloneses, una empresa decidió comprar el local y en 2007 inició el proceso de reconstrucción. Ahora, desde el 2010, El Molino vuelve a recibir a los amantes del cabaret, del espectáculo y del buen rollo.

IMG_5963

La sala, de pequeñas dimensiones, permite una relación íntima entre los artistas y el público. Así, con casi un pie en el escenario, nos sentamos en nuestras butacas para disfrutar del espectáculo, con una botella de cava para amenizar la tarde-noche (en muchas ocasiones adquiriendo la entrada por internet se pueden conseguir promociones de entradas+copa).

Merche Mar, nos recibe. Vedette de profesión, empezó a trabajar en el Molino a los 13 años. Dice que entonces tocaba el acordeón, cantaba y bailaba en los espectáculos que se ofrecían. Vio como el café-teatro cerraba puertas y ahora ha regresado para estar de nuevo con su público. Ella es el hilo de conexión entre el viejo y el nuevo Molino.

Humor picante, de la mano de Merche Mar y Juli Bellot, las mejores interpretaciones musicales y coreográficas y sobretodo mucha sensualidad y cuerpos esbeltos al descubierto de hombre y de mujer. Eso vivirás durante el espectáculo. Pero no te limites a mirarlo, en cualquier momento tú te puedes convertir en el protagonista.

¡Atrévete, que vienen curvas!

¿Cocinar para toda la semana? ¡Sí!

firma jauja

Son muchas las personas que justifican sus malos hábitos por el ritmo de vida actual y el estrés. “Yo no puedo comer sano porque no tengo tiempo de cocinar”. “Me veo obligada a comer platos precocinados porque viajo mucho”. “Para merendar necesito cosas rápidas, no puedo elaborar una receta saludable”.

Bien, pues si para algo está Jauja es para, primero, eliminar la frase “No puedo”, y segundo, para daros herramientas que hagan más fácil vuestro día a día.

Así que hoy os presento un método que permite ahorrar tiempo, energía y dolores de cabeza. ¿Te has planteado dedicar un día a la semana a cocinar la base platos como pueden ser cereales, legumbres frías o purés? A esta técnica se le conoce como Batch Cooking y convierte tu nevera en una despensa que te permitirá realizar platos durante toda la semana sin la necesidad de estar pensando diariamente qué hacer de comer. Además, así, te aseguras que escojas lo que escojas será saludable.

Probablemente os dé un poco de pereza poneros a cocinar estas cantidades más grandes pero, os aseguro, que notaréis la diferencia.

A continuación os muestro mi Batch Cooking de esta semana que ha estado compuesto por:

  • Arroz Integral
  • Mijo
  • Quinoa
  • Puré de calabacín y puerro
  • Habas
  • Guisantes
  • Lentejas
  • Patatas cocidas

FullSizeRender2FullSizeRender

FullSizeRender3

Con estas bases tan sólo tenéis que, por ejemplo, añadir una buena ensalada y una pechuga de pollo a la plancha. También podéis crear un plato completo mezclando una parte de mijo y lentejas. Le añadís unas hojas de lechuga variada, medio aguacate y unas semillas y a comer rico, sano, rápido y fácil.

¿Qué os parece? No dejéis que las escusas y mucho menos la pereza os venza y dedicar parte de vuestro tiempo a cuidar la alimentación.

En referencia las meriendas, este Batch Cooking también se puede aprovechar para dejar hechos para toda la semana unos muffins caseros, un bizcocho, mermeladas sin azúcares o compota de manzana. ¡Ah! Y no os olvidéis que una manzana, un plátano o un puñado de fresas junto con frutos secos son, siempre, la mejor opción para merendar.

¡Que aproveche!

Ni maestro ni aprendiz

image

Ni maestro ni aprendiz. Ni una cosa ni la otra y las dos a la vez. ¿Un tanto incoherente? Me explico. No creo en el imaginario de la sabiduría representado por un anciano con una barba infinita de color blanco.

Desde mi punto de vista, la edad solo otorga experiencia pero sabios somos todos. Hasta un niño, un adolescente o, incluso, un animal. Cada uno tiene algo valioso que aportar. Y por supuesto, de la misma manera, las personas mayores también atesoran una infinidad de conocimientos de los que se puede aprender. Pero eso no quiere decir que sean los únicos maestros en la vida.

En mi caso, por ejemplo, recibo lecciones a diario por parte de mis animales. Ellos me enseñan la importancia de disfrutar al máximo del presente y la fuerza del amor sin prejuicios, entre otras tantas cosas. Y seguramente ellos también han aprendido algo de mí después de tantos años de convivencia como el respeto a otras especies animales y humanas. En eso consiste la vida, en un intercambio infinito de enseñanzas. Por otra parte, el contacto con los más pequeños de la casa me devuelve una mirada inocente ante la vida y me reconcilia con mi niño interior.

Espero que ahora se entienda un poco más la contradicción con la que he empezado estas líneas. Una reflexión a la que precisamente llegué tras escuchar las palabras de una persona de casi 90 años. Cuando le preguntaron cómo hacia para desprender ese aire jovial que le caracteriza, respondió que su secreto era seguir aprendiendo de cada ser que se cruzaba en su camino y escuchar, sobre todo escuchar. Ese día, él fue un gran maestro y yo su aprendiz.

Gracias a él entendí la importancia de mantener la mente abierta, de seguir aprendiendo más allá de la época de la escuela y de no creerme superior a nadie por mucha edad o capacidad intelectual que nos separen. Al final te das cuenta que cada persona es sabia en alguna materia pero que pocas saben renunciar al ego para volver a ocupar su pupitre de aprendiz.

La era de la sobrealimentación

firma jauja

La sociedad del primer mundo, por llamarlo de alguna manera, está sobrealimentada. Sí, así es. Suena raro y hasta imposible, pero es tan cierto como que mañana volverá a salir el sol. La población come sin tener hambre, palia con la comida sus males emocionales y no busca el verdadero equilibrio que ofrece una buena alimentación.

Estamos acostumbrados a comer tanto y cuanto queremos sin darnos cuenta de que, a menudo, ese gusanillo que a veces sentimos en el estómago no es por hambre. Nervios, desequilibrio emocional o simple gula, suelen ser las causas de que comamos por comer, sin sentido.

A todo esto se suma el exceso diario de calorías traducidas en grasas, azúcares y productos vacíos de nutrientes que como sociedad aparentemente civilizada tomamos.

Estudios sobre las zonas azules, aquellos rincones del mundo donde más años viven las personas, coinciden en destacar puntos comunes entre sus poblaciones como:

  • No esperar a tener la sensación de saciedad para dejar de comer
  • Escuchar al cuerpo y comer cuando realmente se tiene hambre
  • Comer alimentos crudos
  • Predominio absoluto de frutas y verduras

Mirad a vuestro alrededor e identificar a una sola persona que cumpla cada día con todas estas premisas. ¿Pocas, verdad? Más bien solemos ver a gente que come de forma compulsiva, que compra y cocina alimentos precocinados, refinados, ultraprocesados, con azúcares y grasas saturadas.

Después, como sociedad, nos llevamos las manos a la cabeza al ver los índices de obesidad y diabetes que crecen año tras año.

Posiblemente haya llegado el momento de parar y tomar aire. Recapacita sobre las veces que suples un sentimiento con una galleta o te comes aquella hamburguesa tan sólo porque, de no hacerlo, serías la única persona de la mesa diferente.

Si de verdad quieres cambiar y tomar las riendas de tu salud empieza por aplicar este tipo de cambios. Para ayudarte te propongo unas sencillas pautas que, si las sigues, seguro que te sentirás mucho mejor.

  • Si sientes la sensación de hambre poco rato después de comer, bebe agua. Seguramente no será hambre real
  • Si tienes emociones o temas pendientes que te preocupan no los alargues en el tiempo y afróntalos. No permitas que la ansiedad acabe con tu salud
  • Incorpora cada día frutas y verduras
  • Come más alimentos crudos
  • Bebe agua y zumos naturales
  • Respira
  • Camina
  • Descansa

Ánimo, la clave siempre está en tu mano.

Los gestos que delatan a un/a mentiroso/a

image

Cuando la boca calla, el cuerpo sigue hablando. Bajo esta premisa se desarrolla la comunicación no verbal, un estudio que desgrana el significado de los gestos y expresiones. Su vertiente científica se basa en la neurociencia y, en concreto, abarca tres disciplinas: la sinergología, las microexpresiones y la paralinguística.

Las conclusiones que se extraen del análisis del lenguaje corporal y facial se utilizan de manera cotidiana en organismos policiales, departamentos de recursos humanos y en el ámbito de la política, entre otros. Y no es de extrañar, ya que la comunicación no verbal representa entre un 55% y un 90% de la información que se intercambia en un proceso de comunicación.

Al tratarse de una materia en la que tienen mucho que ver las emociones y la afectividad, nunca se puede asegurar una efectividad absoluta, ya que no se trata de un problema matemático en el que existe un resultado exacto. Además, su interpretación varía según el país en el que nos encontremos o la cultura de las personas que participan.

A pesar de esto, la comunicación no verbal pone a nuestra disposición herramientas clave para reafirmar nuestras sospechas o como primer indicio de una interpretación. Uno de los casos en los que puede ser más útil esta disciplina es cuando queremos saber si podemos confiar en alguien. Si te encuentras en esa situación, toma nota de los siguientes gestos y posturas que delatan a un/a mentiroso/a.

  • El contacto visual es escaso o, incluso, inexistente. También se pueden percibir movimientos rápidos con los ojos.
  • El interlocutor tiende a taparse la boca con sus manos o dedos.
  • Se detecta un ligero aumento de la respiración y de la transpiración.
  • Incrementa el movimiento de los pies y de los párpados.
  • Gestos exagerados y artificiales.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑